Buscar

LA RAZÓN DE ESTAR VIVOS

Abre tu mente, escucha un poco más de lo que hablarás en las próximas horas. Ahora gracias por prestarme tu atención, quiero que seas una persona tan sincera como curiosa en lo que resta de este relato de como cambió mi vida en unos minutos.


Siempre he vivido en medio de un mar de pensamientos, al punto en el que se deja de vivir el presente. Por un lado he vivido la gran experiencia de ser creativo, de saltar de idea en idea como si fueran nubes sólidas, entre volar y caminar. Por otro lado, me tocó sufrir el desprendimiento del mundo terrenal, dejando de lado lo más importante, el ahora, el presente.


Aprendí que la única cadena que nos puede amarrar a este plano tan satisfactorio son los cinco sentidos. Lo comparto porque sé que al igual que a mí, millones de personas viven en este plano elevado y lejano, en donde la mente nos juega juegos difíciles, complejos. Donde muchas veces al estar tan lejos de la realidad somos espectadores de nuestras vidas. Por eso quiero compartir una formula aprendida de conexión, para bajar a disfrutar el tiempo, el aquí y ahora.


En medio de una pandemia, de una crisis mundial tanto de salud como económica no nos queda otro camino que el de aprender de nuestra historia universal y ser positivos. Cuando pienso en los momentos difíciles que experimenté tantas veces al combatir en el plano mental contra mí mismo, pienso y reflexiono sobre los momentos difíciles que muchas veces pasan tantas personas. Esos que se quitan la vida, que se encuentran sin salidas. Cada vez más creo que todos deberíamos tomar terapias mentales con frecuencia. Los psicólogos se ven con miedo y desconocimiento, pero suelen ser una de las principales herramientas para escapar de esos momentos que parecen imposibles.


Estar conectados con el ahora ayuda. Hace poco aprendí una técnica que me fue muy útil y quiero compartirla. Se trata de la técnica DROP (Gota en inglés). Pero sus siglas significan una serie de pasos a seguir. Cuatro pasos fáciles que al seguirlos dan resultados rápidos y sorprendentes.


D – Detente

R - Respira

O – Observa

P – Prosigue


Este sencillo método ayuda a valorar la simple razón de estar vivos, porque nos conecta con el ahora.


* Detente, en cualquier momento de tu día, o varias veces al día, solo detente unos segundos.


* Respira, una respiración profunda, de esas que inflan el pecho. Respira por la nariz y suelta todo el aire por tu boca.


* Observa, presta atención en el algún objeto cerca de ti, el que sea, solo obsérvalo unos segundos después de respirar.


* Prosigue, continua tu tarea o rutina.


Tenemos que tener armas para combatir esta locura, este año 2020 que no para de dar malas noticias. Es una tormenta, un huracán clase 10 que azota todo a su paso, pero está haciendo estragos en las emociones, en las fortalezas del ser, en nuestras vidas.

Como comenté al inicio, la historia nos puede ayudar a salir un poco menos asustados de todo este tormento. Ya hemos pasado pandemias, huracanes, pestes, crisis profundas. Guerras, tsunamis, terremotos y volcanes. Incluso hasta meteoritos y tormentas solares. Somos sobrevivientes experimentados como raza y frágiles en cada generación.

Estamos pasando por el medio del problema más profundo en los últimos 100 años. Pero por primera vez en tanto tiempo algo nos incluye a todos a la vez. Pese a que no todos lo vivimos de la misma manera ni con la misma intensidad o riesgo, todos tenemos el mismo problema y la misma incertidumbre.


Vamos a salir, vamos a volver a brillar. Pero mientras tantos un poco de DROP en nuestro día quizás nos conecte con cosas fáciles de asimilar y grandiosas para disfrutar. Porque estamos ahora, somos importante para alguien hoy y quizás no lo recordamos.


Hay miles de problemas de todo tipo acorralando a alguien en todo momento, no es mala idea ser buenos, comprensivos y colaborar para quitar unas piedras de la mochila de alguien más.


Llama por teléfono a esa persona en la que piensas, dile algo bueno para alegrar su día. Si se merece tu afecto tira la primera piedra, quizás esté necesitando escucharte.

Busca en tu presente una razón para estar vivo, seguro la hay. Por más pequeña que sea la luz en tu vida hoy, abre tu mente y piensa en eso, en esa luz que puede acercarse tanto como para iluminar tu día oscuro.


Recuerda que tanto esa persona como yo, a veces podemos estar desprendidos momentáneamente de la realidad, del ahora, del presente, compártele el secreto del DROP.

Equivoquemos el camino si es necesario, pero no dejemos de avanzar.


51 vistas