Buscar

La risa de un niño.

Ella es Natasha, mi pequeña de 2 años.


Cuando la veo reír recuerdo que estamos aquí para eso, para disfrutar y ser felices. Sin tiempo, estresados, ocupados, mal pasados, enojados, corriendo para lograr sobrevivir mientras se nos va el tiempo.


Nos cansamos, gastamos y ponemos al limite nuestra salud, sin importar lo que pase, estamos enfocados en darle para adelante, pero no tenemos que olvidar que un carro sin aceite se rompe, o con las llantas bajas romperá alguna parte o las mismas llantas al pasar por un pozo.


Todo se gasta y sin el correcto mantenimiento se vuelve un peligro. Por eso, al ver la risa de mi bebé pienso en lo importante que es darme cuenta y compartirte esto:


Date tiempo de comer bien.

Date tiempo de hacer poquito deporte.

Date tiempo de reir (es la medicina del alma y es gratis)

Alejate de personas toxicas.

Alejate de amistades negativas.

Agradece todo. Agradecer es crecer.

Sigueme en intagram @andres.vancook


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo