Buscar

Deja de respirar ese veneno



En la nave del Apolo 13 casi se muren por la contaminación del propio oxigeno que exhalaban los astronautas. Respirar nuestro propio oxigeno luego de sacarlo del cuerpo es veneno puro. De eso se trata el desajuste del mensaje que nos han dado sobre el uso del cubre bocas.


Trabajadores con jornadas de 12 horas con la máscara puesta, y en muchos caso con una careta plástica sumada al atuendo post pandemia China.


Es irracional mantener a los humanos con bozal, no hay plazos ni tiempos correctos. Los países que menos sufrieron estragos son aquellos que cerraron fronteras, terrestres y aéreas. Casualmente no se cerraron esas fronteras en Wuhan, ciudad China donde se generó todo este caos mundial, mismo que según informes de inteligencia aseguran que jamás frenó la salida de esos miles de ciudadanos infectados que propagaron esta plaga por todo el planeta.


Las cosas por su nombre. La distancia entre las personas reduce la posibilidad del contagio, pero si se comparten elementos, comida, cosas, todo está en el mismo punto inicial de posibilidades de transmisión.


No soy científico, pero vengo escuchando desde el día uno como investigador y comunicador. Es desgastante el constante cambio de rumbo de información. Teniendo en cuenta que los mismos científicos un día dicen que respirar con la máscara puesta es peligroso para la salud, que no son útiles para los que no están contagiados y al otro día, son una medida indispensable para todos.


No tengo dudas de que el virus es real, mortal y extremadamente contagioso, pero no podemos someternos a no respirar libremente ¿por qué?


Porque solo es cuestión de tiempo para que los mismos diseñadores de este desastre lo hagan más y más contagioso, así que, hasta que esos mismos desgraciados nos vendan la vacuna, la que seguramente tienen lista hace meses, supuestamente deberíamos estar sometidos con el miedo que lograron expandir con facilidad.


No creo en el Gobierno opresor de la CHINA y como ciudadano del Mundo les pido y exijo terminen con esta cruel manera de dominar el mercado.


Solicito de la manera más atenta que paren de hacer lo que están haciendo. Los responsabilizo de todo esto y lo que aún falta por venir.


Saben perfectamente que nos están afectando mentalmente y están destruyendo todas las economías, menos las suya.


Estoy seguro de que saben cómo terminará esto. Porque esto no termina ni hoy ni mañana ni tampoco con más respiradores (mismos que venden y para los que tienen lista de espera). Mucho menos asfixiándonos con nuestro propio dióxido de carbono, esto es y será parte de la vida como lo es la gripe más común.


Basta de tenernos atados, sometidos, YA GANARON. Pero basta. Los estragos del encierro dejarán muchas otras consecuencias. BASTA en nombre de la humanidad.


Usar sus máscaras N95 nos salvarán de un inminente contagio, tampoco sus caretas plásticas ni lentes, saben perfectamente que todo es un show de protección made in china.


Falta de empatía y odio por todo aquello que escapa a su entendimiento cultural. Es una especie de odio por todo aquello que no es similar a ellos. Esa xenofobia estaba reprimida...


Esto fue planeado, no tengo dudas. Sin caer en teorías conspiratorias, me remito a los sucesos como se dieron... eso de no cerrar las fronteras internacionales desde el epicentro del contagio pero si las fronteras internas dejó claro el mensaje. La desaparición de los investigadores y comunicadores Chinos que dieron seguimiento al caso lo confirma.


Miles de trabajadores salen a ganar su pan con cubre bocas y una mascara plástica. Nuestros ancianos asustados por ser más vulnerables, también encapsulados con la cabeza tapada, sin poder recibir sus últimos abrazos en paz.


Por nuestros médicos y enfermeras, nuestros ancianos y enfermos. Pido por todos nosotros. Por los niños encerrados, los trabajos perdidos, la falta de alimento en muchas mesas esta noche. Empatía que el Gobierno Chino no tiene con nosotros pero nosotros no dejaremos de tener piedad.


Dios nos libre y juzgue a los culpables. Que el karma les devuelva todo el daño que nos hacen y nos han hecho. Este desastre no quedará impune y el destino junto con la historia contará el relato real.


NO PODEMOS RESPIRAR.


Andrés Vancook


Un sobreviviente que quiere vivir para seguir contando esta historia de terror.

6 vistas